Dentro de una empresa, coexisten distintas áreas que permiten su buen funcionamiento: dirección, finanzas, administración, producción/operaciones, calidad, marketing, recursos humanos, gestión de proyectos, procesos, logística. Para alcanzar los objetivos organizacionales, es crucial que todas ellas estén alineadas a su propósito y estrategia de negocio.

A continuación vamos a profundizar sobre el área de Producción. Qué es, cuáles son sus funciones principales, sus mayores desafíos, etc.

 

Índice

  1. ¿Qué es el área de Producción?
  2. Historia y evolución del área
  3. Funciones principales del área de Producción
  4. Principales problemas del área de Producción
  5. Principales desafíos del área de Producción
  6. ¿Cómo está formada el área de Producción?
  7. Importancia del área de Producción
  8. Indicadores de producción
  9. Servicios
  10. Desafíos de la empresa de servicios
  11. Diferencia entre Producción y Operaciones
  12. Conclusión

¿Qué es el área de Producción?

Se trata del corazón de la empresa. Es que ¿qué es una empresa sin producto? este, entonces, es el departamento en donde sucede el proceso de transformar las materias primas (insumos, recursos y materiales) en productos finales. El resultado de este proceso será el emblema de toda la empresa, lo que llega finalmente a manos del consumidor final y lo que hará que los consumidores elijan o no dicha marca. Este producto final será el fruto de la planificación y de las prácticas de las demás áreas de la empresa, en su conjunto.

El objetivo principal será el de crear un producto de calidad al menor costo posible. Para ello, se ha de tener en cuenta diversos factores: la planificación de la producción y el diseño de los procesos, la minimización de los costos de producción, asegurar una calidad óptima, entre otros elementos.

El uso de instalaciones, maquinarias, operarios especializados, herramientas, y todo lo que forme parte de la cadena productiva, estará presente en este proceso que culmina con el producto en manos del cliente.

Es en esta área donde determinados principios serán fundamentales:

  • Eficiencia: la forma de aprovechar de la mejor manera los recursos disponibles.
  • Productividad: aumentar la cantidad de productos terminados con la misma cantidad de esfuerzo.
  • Costo/beneficio: cuantificar el costo real del producto final y la calidad conseguida.
  • Calidad: la mejora constante de lo producido, trabajando permanentemente sobre los errores, para su prevención a futuro.

Historia y evolución del área

La historia de la producción se remonta al nacimiento de las primeras sociedades de personas con un objetivo común, que se sirvieron de los materiales disponibles en su ambiente natural: productos de la caza, la pesca o la agricultura para generar intercambios. La evolución fue llevando a la incorporación de tecnologías rudimentarias para transformar la materia prima y elaborar, a través de procesos sencillos, nuevos productos.

Los procesos de producción se fueron haciendo cada vez más complejos a medida que se suman técnicas y herramientas para mejorar el desempeño de las actividades. Y a raíz de esto, los productos ya no sólo son de necesidad (alimento, vestimenta, higiene), sino que se van transformando en bienes de consumo.

En un primer momento, no era necesario implementar estrategias para atraer clientes o ingresar en el mercado, ya que los productos eran necesarios para ese cliente cercano en la distancia. Los comercios eran locales. Pero posteriormente y a raíz del crecimiento y la expansión de la producción, las fábricas fueron ampliando sus territorios. Primero, a las naciones y luego se internacionalizan. En cuanto a los productos, frente a una demanda y ampliación progresiva del mercado, éstos se diversifican y especializan.

Las raíces de la gestión de producción como la conocemos actualmente, tiene lugar en los siglos XVlll y XlX, y toca su punto máximo en el siglo XX con la aparición de procesos automatizados y tecnología al servicio del hombre.

Tomando estos tiempos como referencia, se puede plantear el siguiente esquema:

1. Revolución Preindustrial: Fue en este período que el escocés Adam Smith, reconocido como “el padre de la economía moderna”, distingue los lineamientos fundantes de la gestión de la producción en su obra “La riqueza de las naciones” (1776). Es en ésta donde se toma, con un abordaje científico, la división de las tareas en el trabajo para conseguir mejores resultados. Mediante su propuesta, las empresas empiezan a organizarse de manera más eficiente y comienza una revolución de la producción.
Por su parte, Henry Ford moderniza su teoría, perfeccionando la idea de la línea de montaje. Nace el Fordismo como una nueva teoría sobre la producción.
También un rol fundamental lo tiene el francés Henry Fayol, quien al publicar sus “14 principios de la administración” realiza un aporte a las ideas que surgían en la época.

2. Revolución Industrial: Con un rol protagónico en la historia de la producción, son estas dos revoluciones las que incluyen en el trabajo diario el uso de maquinarias para aumentar la cantidad de la producción. Se generó un éxodo de trabajadores en búsqueda de oportunidades laborales, ya que la demanda era cada vez mayor. Pasan así de vivir en los suburbios a instalarse en los centros urbanos para trabajar como operarios de industria. Los obreros se posicionan como una nueva clase, la “clase social trabajadora” u “obrera”, en contraposición a la “patronal”. Si bien en términos de capacidad de producción hubo un gran avance, esto no necesariamente conlleva una mejor calidad en el producto, es por esto que Taylor toma un papel fundamental al estudiar la producción de las industrias y utilizar esos datos para mejorarla. El Taylorismo introduce nuevos procesos como las “líneas de ensamblaje” y la “entrega a tiempo”.

3. Guerras Mundiales: Impulsados por motivos de competitividad y dominancia, los gerentes y directores de las empresas del momento empiezan a contratar especialistas en el tema para aumentar la productividad. Éstos, acompañados de softwares y las primeras computadoras, logran conseguir la masividad buscada, lo que en términos sencillos, implicaba un mayor poderío tanto económico como militar.

4. Fines del siglo XX: Tomando como punto de partida 1950, los últimos avances han sido descomunales pues la principal herramienta fue la tecnología, y es esta quien avanzó mucho más rápido a los procesos humanos que implicaron un cambio de ideología.
Se pueden diferenciar dos procesos coetáneos, la “Administración de la Producción” que con el uso de estadísticas y recopilación de datos ve nacer los programas de muestreo y control, acompañados de las “cartas de control”. Se denota un cambio de paradigma ya que empieza a tomarse al cliente y sus necesidades como lo principal a tomar en cuenta, y ya no la producción masiva y descontrolada que imperaba en tiempos anteriores. Por otro lado, la “Administración de las Operaciones” plantea la existencia de necesidades ya no de bienes tangibles, sino de intangibles, que se dará a llamar como “servicios”. La mercadotecnia y las finanzas trabajan al servicio del gerente que cambia el enfoque. Tiene un rol fundamental en esta etapa la aparición de Tahichi Ohno, más conocido como el padre del sistema “Toyota”, cuyo objetivo principal era la entrega a tiempo mediante la división y separación de tareas. Si bien este método tuvo lugar en los años 30, es después de la crisis del petróleo de 1970 que toma su rol principal.

5. Actualidad: Los procesos actuales se enfocan en repensar las estrategias previas y actualizarlas. Es así que, acompañado de la tecnología moderna y la inteligencia artificial, la actualidad se rige en base a los siguientes conceptos:
“Calidad Total”, desarrollada en 1980 por el Dr. Deming, se enfoca en el mejoramiento de los procesos a través de un compromiso transversal entre la gerencia y los trabajadores;

“Reingeniería de procesos”, esta corriente de la década de los 90, afirma que independientemente de buscar la mejora constante de los procesos, su resultado será siempre el mismo. Es por ello que sugieren el estudio por completo, y (re)diseñarlos desde cero pero con las exigencias actuales de la globalización y el mercado;

“Organizaciones Inteligentes”, parten de la premisa de que el mundo actual está en constante cambio y las necesidades son cada vez más específicas. Mediante el estudio de las cinco capacidades básicas que rigen el comportamiento humano, tratan de capacitar a los operarios y gerentes para recibir el cambio de manera positiva. Estas cinco disciplinas serán: Pensamiento Sistémico, Aprendizaje en Equipo, Maestría Personal, Visión Compartida y Modelos Mentales.

“Benchmarking”, un modelo también de la década de 1990, plantea el estudio de los procesos de los emprendimientos más exitosos del momento y, conforme a los datos que surjan, adaptarlos a las empresas conflictivas o que no encuentran punto de salida a sus problemas internos.

“Supply Chain Management”, enfocado en la eficiencia y eficacia de los procesos como lo más importante, esta teoría busca que todos los operarios de la cadena de suministros aporten a mejorar costos y resultados mediante optimización de costos de transporte, almacenamiento, distribución y lanzamiento final al mercado.

“Logística inversa”, nacida en los años 2000, también denominada “logística verde”, busca implementar a todos los procesos la utilización de recursos reciclados o reciclables, que tengan bajo impacto en la ecología global y consiga la eliminación correcta de los materiales inservibles. Se basa en la idea de “recuperación de valor”.

Funciones principales del área de Producción

Producir, es la tarea principal del área, pero ésta a su vez
  • Identificar los insumos necesarios en el proceso productivo: Si bien obtener los insumos será responsabilidad de otra área (Compras), debe ser Producción la encargada de pasar el informe detallado de las materias primas, servicios, maquinaria, entre otras; que necesita para producir.
  • Asegurar la calidad del producto: Al igual que enlistar los insumos, debe dar a conocer al área Compras la calidad que necesita de ellos para lograr el producto deseado. El proceso de Calidad comienza con las materias primas, pero debe mantenerse durante todo el proceso y ser calificado al final del mismo para asegurar

  • Planificar la producción: Una vez que los insumos están listos, se debe proceder a planificar y preparar todo el proceso productivo: de qué manera se trabajará para llegar a producir X cantidad de productos en X cantidad de tiempo. Se deben asignar las tareas al personal y motivarlos, ver la capacidad de los inventarios, entre otros.

  • Minimizar los costes de producción: Una tarea indispensable del área es la de encontrar formas de reducir los costes unitarios. Esto implica una tarea periódica de escanear cada sección de la producción para encontrar insumos, procesos o personal en donde se puede ser más eficiente económicamente.

Un ejemplo sencillo e ilustrativo es el mantenimiento de la maquinaria, si las hubiera. La rotura de una de ellas implicaría hasta parar la producción, mientras que la mantención técnica constante reduce riesgos y minimiza costos.

  • Innovar y mejorar: ¿En qué parte del proceso se pueden introducir mejoras? Maquinarias, tecnologías, capacitación al personal, nuevas materias primas, nuevas formas de producir, y muchas más. El rastreo de las novedades que conlleven mejoras en la productividad es una tarea importante e ineludible para el área. Ir en pos de la mejora continua, de ser más competitivos, producir más en menos tiempo o producir más con menos costes, los desafíos a cumplir para el área y por los que debe trabajar a diario.

Principales problemas del área de Producción

No controlar inventario

Las cantidades que se manejan en el inventario no pueden dejarse libradas al azar. El stock debe estar inventariado, segmentado, y con una estimación del tiempo que deberían estar parados. Si no se tiene un control estricto pueden suceder situaciones desventajosas:

  •  Acumular demasiado stock provoca costos de mantenimiento elevados, aproximadamente se calcula en un 20% del valor del producto (cuidado, personal, seguro, rentas, etc.).

  • Caducidad. Si los productos tienen fecha de caducidad y la empresa no lleve un control del stock, puede suceder que los productos lleguen a su fecha de vencimiento en fábrica, teniendo que desecharlo, con los costos que ello ocasiona. La otra posibilidad es que lleguen al consumidor con una fecha cercana a su caducidad, haciendo que la marca pierda valor y que el cliente deje de elegirlos. El panorama para ambos es de invaluables pérdidas.

  • No puedo cubrir la demanda. El manejo del inventario va estrechamente ligado a la capacidad de producción. Y es por ello que es tan importante que se trabaje en conjunto, en especial para fecha especiales en las que la demanda aumenta. Cuando no se puede producir de golpe todo lo que la demanda exige para determinado momento, se debe contar con el apoyo del inventario, al cual se preparó previamente. Si la empresa se comprometió a entregar X cantidad de producto en X fecha y no cumple con ello, el cliente no volverá a confiar en esta en siguientes oportunidades. La previsión en indispensable. Y para esa previsión, se deberá tener medido y controlado lo que se puede producir, lo que se puede almacenar, lo que se puede gastar, entre otros.

No controlar la producción

Nombrado así, parece sencillo el problema y más aún la solución. ¿Qué implica el control de la producción? Justamente lo que mencionábamos antes: con el fin de poder prever y de tener capacidad de respuesta a los cambios del mercado, se necesita tener un conocimiento detallado de cada etapa y proceso dentro de la producción, así como de las personas que participan en ella. Todo ello para poder controlar los cambios que puedan presentarse.

Un ejemplo de la falta de control son las máquinas que se rompen por falta de mantenimiento y paran la producción, o que una línea de producción tenga excedente de empleados o falta de ellos.

Un correcto control y seguimiento de la producción conlleva a poder asegurar que los plazos y los resultados son los que se planificaron anteriormente.

Tener silos de información

El concepto de silos de información se refiere a los datos críticos de la empresa que están en mano de uno o un grupo pequeño de personas. Constituye un problema a erradicar si detectamos que tenemos un caso de ello. A veces es difícil de identificar, y podríamos hacerlo con esta premisa: tendríamos una gran crisis si una persona, planilla o documento desaparece, con esta información. La solución es socializarla. Si bien hay datos, procesos, elementos que pueden ser confidenciales o sólo pueden ser conocidos por personal específico, eso no implica que no esté socializado y respaldado en documentación.

Ejemplos de silos son: la receta de nuestro producto estrella, de la fundadora. Solo ella y su hija tienen la receta.

Si bien los silos pueden estar presentes en muchas áreas de la empresa, es en Producción que el problema puede ser mayor.

No contar con estándares de calidad

Si no se establecen estándares de calidad en cada paso del proceso de producción no se puede generar un producto de calidad que satisfaga al cliente.

La cadena de la calidad, es más bien circular. Termina en el producto y arranca en las necesidades del público consumidor (que también deben ser conocidas y cotejadas), y atraviesa todo el proceso productivo. Implican todas las mediciones intermedias que permitirán corregir el producto y mejorar la calidad del entregable.

Desperdiciar tiempo y material

No es tan sencillo modificar partes del proceso, porque justamente ajustar parte de ello modifica al resto. Pero si se detectan desperdicios de tiempo o de materiales, es necesario pensar y actuar para disminuir o eliminar estos desperdicios.

La filosofía Lean Manufacturing es un sistema de organización de la producción que se basa en la eliminación de todo aquello que genera costo pero no añade valor al producto: estos serían los desperdicios. Éstos cuestan dinero, consumen tiempo, aumentan los costos y perjudican la competitividad de la empresa.

Principales desafíos del área de Producción

Las empresas deben entender que para que su producto sea competitivo en el mercado, la inversión en equipamiento es fundamental. Los expertos indican que una maquinaria, aún rudimentaria, puede impulsar la producción en más del 100%. Sin embargo, se debe hacer previamente un relevamiento administrativo para conocer si ese equipamiento es realmente necesario y si la empresa lo podrá amortizar en el corto tiempo.

Antes de invertir también se debe cotejar a la demanda. Si la nueva maquinaria genera más producción, pero no se vende en el corto plazo, la inversión no se justifica.

Junto con el equipamiento, vendrá el recurso humano que se encargará de su mantenimiento y con la capacitación para quienes operan la maquinaria.

A partir del tema Recursos humanos surge una cuestión: incorporar personal especializado o capacitar al existente. Este es un desafío que se le planteará dilucidar al área, que deberá tener en cuenta los costos en dinero como en tiempo que plantean ambas alternativas.

¿Cómo está formada el área de Producción?

En este punto, una vez más recalcamos que la conformación del área siempre dependerá del tamaño de la empresa. Sin embargo, a fines prácticos tomamos una gran empresa para poder ver las múltiples posibilidades.
El área de Producción es tan vasta que debe ser subdividida en varios sectores:

  • Ingeniería de Producto: son los encargados de realizar todos los cálculos necesarios para determinar cuáles y cuántas materias primas o recursos serán necesarios para producir.

  • Ingeniería de Proceso: Planificar todos los procesos de producción, optimizarlos y mejorarlos.

  • Ingeniería Industrial: Se ocupa de sistematizar los elementos físicos que constituyen el sistema productivo. Agrupa todas las tareas necesarias para la definición de las instalaciones así como las necesidades de mano de obra y equipos de apoyo.

  • Planeamiento y Control de la Producción: Planear la producción implica responder qué producir, cuándo producir y cuánto producir. El control, por su parte, implica garantizar la consecución de los objetivos de producción y la utilización óptima de recursos.

  • Fabricación: área encargada de fabricar los productos y sus componentes, o partes de ellos.

  • Abastecimiento: Asegura el nivel de stock adecuado para llevar adelante la producción. Pertenece al ámbito de la logística y la cadena de suministro.

  • Control de Calidad: Establecen límites aceptables de variación de las calidades de un producto, dentro de esos rangos deberá estar lo producido para ser satisfactorio para el consumidor.

  • Ingeniería de Planta: Se ocupa de que los espacios de producción sean los óptimos para desarrollar la misma. Diseñar y mantener los edificios, equipos e instalaciones de servicio útiles para el proceso productivo.

  • Seguridad industrial: Sub-área que intenta prevenir y limitar riesgos. Se busca evitar daños a las personas, a los bienes y al medio ambiente.

Importancia del área de Producción

El corazón de la empresa, el área Producción, da sentido a la existencia de las marcas. En muchos casos, nace primero el producto o el proceso y luego la empresa.

La importancia del área se deriva en que juega un papel fundamental en la competitividad, ya que se pueden reducir considerablemente los costos introduciendo un sistema de producción adaptado a las posibilidades de cada empresa.

Por otra parte, un área de producción flexible, que tenga la capacidad de cambiar de un producto manufacturado a otro, podrá adaptarse y cambiar con los requerimientos del mercado, para mayor satisfacción del público consumidor.

Indicadores de producción

Para poder tener mayor seguimiento sobre el área de producción de una empresa es importante revisar ciertos indicadores clave que influyen en el proceso, a continuación mencionaremos los más importantes:

  • Entrega a tiempo: este indicador mide el porcentaje de los pedidos entregados a tiempo.
  • Cumplimiento del cronograma de producción: ajustarse a los tiempos del cronograma es importante para la organización
  • Medir el tiempo total del ciclo: desde que el pedido de un cliente inicia el ciclo de producción hasta que se entrega.
  • Medir el rendimiento: este indicador mide lo que produce determinada máquina en determinado tiempo.
  • Capacidad de producción: analizar si las máquinas están produciendo el 100% de su capacidad.
  • Medir el tiempo de cambio: es el tiempo que lleva descargar, cargar, reequipar, calibrar y programar un nuevo trabajo.
  • Rendimiento: es uno de los más importantes y se encuentra entre rentabilidad y producción.
  • Chatarra: debemos saber el material que queda de desecho o desperdicio en nuestra producción para saber si estamos utilizando los insumos necesarios
  • PMP: porcentaje de mantenimiento planificado, es escencial para asignar correctamente los recursos para el mantenimiento preventivo de las máquinas.
  • Disponibilidad: es la medida de tiempo de actividad e inactividad de las máquinas.

Servicios

Cuando hablamos de área de Producción, normalmente nos referimos a bienes tangibles, pero muchas empresas también se encargan de producir servicios. ¿Por qué no se incluyen? Porque los servicios poseen ciertas características que los hacen sumamente diferentes a los productos, no sólo por su intangibilidad, sino por otras condiciones que hacen por tanto que una empresa de servicios sea tan distinta a otra de bienes.

Un servicio es un acto o actividad (o conjunto de ellas) que se brinda a un cliente, tendiente a la satisfacción de sus necesidades. Características de los servicios:

  • Intangibles

Esta es su característica fundamental y distintiva. No tienen un componente físico, no pueden verse, tocarse, sentirse, olerse ni probarse. Por tanto, no pueden acumularse, ni inventariarse. No generan propiedad, sólo quedan como una experiencia. Ni siquiera es posible conocer su calidad antes de la prestación del mismo.

  • Inseparables

La producción y el consumo son simultáneos, ocurren en el mismo momento. Se consideraban también inseparables en cuanto a las personas (cliente y prestador) solían estar en el mismo espacio mientras ocurría la prestación. La Pandemia hizo que muchas de estas instancias cambiaran mediante la virtualidad: consultas a profesionales online, clases virtuales, atención telefónica o videollamada, etc. Sin embargo, no todos los servicios pueden hacerse a distancia.

  • Heterogéneos

Un servicio nunca podrá ser idéntico a otro, no se pueden producir en serie. Son, por tanto, variables: su calidad varía de acuerdo a múltiples factores. La satisfacción de los servicios, al producirse y consumirse de manera simultánea, dependerá de la forma en que son aprovechados, es decir que el cliente es quien le da valor agregado.

  • Perecederos

Los servicios no pueden preservarse, almacenarse o devolverse. Un servicio no prestado no puede realizarse en otro momento, básicamente será otro servicio. Ejemplo: Un pasaje de avión que no se utiliza, si bien puede o no ser reprogramado, no será el mismo vuelo, ni las mismas personas, puede cambiar la tripulación, la comida, las condiciones meteorológicas y toda la experiencia.

Los servicios deben ser prestado por personas idóneas, con buen trato hacia el cliente y operar mediante un contrato que garantice cumplir con lo pactado durante la venta y que respalde a alguna de las partes por quejas ante su incumplimiento. Por tanto, también deben brindar la posibilidad de quejas o de agradecimiento, de manera escrita. Los contratos deben ser claros y específicos en cuando a las condiciones para la prestación del servicio.

Desafíos de la empresa de servicios

Las características inherentes a los servicios plantean a la empresa que los produce, diversos de desafíos a tener en cuenta:

Comenzar una empresa de servicios es, muchas veces, más sencillo que una de bienes porque necesita de menor capital: Los servicios pueden reducirse al conocimiento y las habilidades de una persona o un conjunto de ellas (ejemplo: abogado, arquitecto, consultor) y por tanto iniciar una empresa solo implica instalaciones y un par de herramientas. Pero no todo es tan sencillo, ya que los servicios, al no poder experimentarse previamente, pueden hacer sentir al cliente que debe tomar una decisión de consumo sin demasiada información, y allí radica el reto para estas empresas: reducir la sensación de riesgo que tiene el cliente, mediante información, marketing, etc.

Como ya dijimos, las empresas de servicios son más fácil de montar, en lo económico. Pero para mantenerse en un mercado tan competitivo deberán realizar una constante inversión: capacitarse, actualizarse, ganar clientes y conservarlos, agregar bienes a los servicios brindados, agregar servicios secundarios, etc.

El término “sector de servicios” se emplea para definir a un conjunto de actividades económicas sumamente diversas, por la heterogeneidad característica de los servicios en sí. Es importante tener en cuenta que que el componente “servicio” puede estar ofrecido en el mercado de diferente forma:

  • Servicios que acompañan a un bien palpable

En este caso si bien el o los servicios son secundarios, hacen que la oferta del bien sea más tentadora para el consumidor.

  • Servicio principal asociado a bienes y otros servicios secundarios

La oferta más importante es la del servicio principal pero se apoya en otros bienes o servicios menores. Ejemplo: un banco que ofrece una cuenta bancaria y a partir de allí las tarjetas de crédito y débito, una cuenta de ahorro en moneda extranjera, homebanking, etc.

  • Servicio puro

La prestación de un servicio es la principal oferta, la que irá a satisfacer las necesidades del cliente. Ejemplo: los servicios de un contador para llevar adelante la asesoría contable.

Los servicios pueden aplicarse a una gran variedad de actividades:

  • Industria de servicios: Toda empresa cuyo producto final sea un servicio. Ejemplo: Empresas de software, Consultoras, etc.
  • Productos de servicios: éstos no son necesariamente producidos por empresas de servicios sino que se pueden derivar de la producción de bienes y se ofrecen en conjunto con ellos a los clientes, o de manera aislada. Ejemplo: mantenimiento técnico de vehículos
  • Ocupaciones de servicios: Están presentes en toda variedad de industrias. Se ocupan de una amplia gama de labores, que van desde la limpieza, la seguridad y vigilancia, hasta el procesamiento de datos, trabajos de contabilidad, reparaciones y mantenimiento, entre otros.
  • Servicios personales cualificados: al incrementar la productividad, se necesita una mayor cantidad de servicios profesionales calificados, los más solicitados por las empresas son: asesores financieros y jurídicos, ingenieros, informáticos, consultores, entre otros.
  • Servicios personales no cualificados: Las tareas domésticas, personales y no calificadas de diversa índole, históricamente han sido fuentes importantes de la actividad de servicios en el circuito productivo.

Tenemos ciertos desafíos que superar cuando estamos centrados en ofrecer servicios que satisfagan constantemente las necesidades de nuestros clientes. Estos desafíos son:

  • Presentar una propuesta al área comercial que sea realizable

Es importante que presentemos objetivos claros y sobre todo realistas, para que podamos cumplir con nuestro servicio como espera el cliente de nosotros. Es necesario adaptarse al cliente pero también brindarle el mejor servicio, por lo que es preferible ofrecerle algo realista que algo que no va a servirle.

  • Brindarle al cliente respuestas reales

Debemos hablarle al cliente como a nuestro equipo, no debemos mentirle con los plazos de entrega ni lo que va a recibir.

  • Compromiso de personal con el cliente

El equipo de servicios debe poder empatizar con los clientes para poder entender sus necesidades y reclamos.

  • Lograr feedback del cliente

Este desafío es muy importante para poder medir la satisfacción del cliente que podamos obtener un feedback una vez que el cliente recibe nuestro producto.

  • Superar conflictos directivos que afecten la producción

Es importante que los conflictos de las áreas directivas no afecten los procesos de producción para que el cliente no note fallas en el cumplimiento del servicio que prometimos.

  • Coordinar con el cliente la entrega del servicio y mostrar ROI

La coordinación con el cliente es clave para la entrega de nuestro servicio. Si no tenemos comunicación con ellos puede que trabajamos el doble, intentando llevarle nuestro servicio cuando el no se encuentra para recibirlo.

Diferencia entre Producción y Operaciones

En muchas ocasiones, cuando se habla de Producción, suele nombrarse también al área de Operaciones. Pero… ¿son lo mismo? No. Comúnmente suele denominarse Área de Operaciones cuando el departamento de Producción (de bienes o servicios) se diversifica y amplía incluyendo a Mantenimiento y Logística, entre otras. Es decir, Cuando el área no sólo se encarga de producir sino además del cuidado de sus herramientas de producción, de la compra de sus propios insumos y de asegurar la llegada al mercado (consumidor final o intermediario), entre otras; pasa entonces también a operar, y es allí cuando cambia de nombre.

Conclusión

Producción es un área grande y vital en toda empresa. Para un funcionamiento óptimo, debe tener comunicación permanente y fluida con otras áreas:

Con Compras, que se encargaran de la cantidad y calidad de los insumos, y de evitar las rupturas de stock.
Con Marketing y Ventas, que serán los responsables de ubicar en el mercado el resultado de la producción.
Con Recursos Humanos, que serán los responsables de la búsqueda de mano de obra idónea y de su entrenamiento para adaptarse a los requerimientos del área.
Y por último, con Mantenimiento, Logística, Almacenamiento, ya que serán quienes deban cuidar del equipamiento, distribuir el producto o mantenerlo en inventario hasta su salida al mercado.

Nueva llamada a la acción
11 señales de que debes invertir en procesos

11 señales de que debes invertir en procesos

Llega un momento en la vida de las empresas, que puede ser tu caso o no, en que percibes que algo no funciona del todo bien en tus procesos. Constantemente tienes demoras, ya que las actividades se...


Lee mas

10 Indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción

10 Indicadores clave de rendimiento para la gestión de producción

La mayoría de las empresas se preocupan por alcanzar mayor rentabilidad y escalabilidad a medida que se insertan en el mercado y posicionan su marca. Sin embargo, para llegar a esa instancia, el área...


Lee mas

5 pasos para ordenar el proceso de producción en tu empresa textil

5 pasos para ordenar el proceso de producción en tu empresa textil

La industria textil es un sector que se dedica a la producción de fibras naturales y sintéticas, hilados, telas y todo lo relacionado con la confección de ropa. En este sentido, los materiales...


Lee mas

Cómo reducir el tiempo de inactividad en procesos productivos

Cómo reducir el tiempo de inactividad en procesos productivos

El tiempo de inactividad es cualquier parada no planificada de la producción. Interrumpe las operaciones y puede afectar significativamente los márgenes. Cuando no se controla, puede afectar la...


Lee mas

Área de producción. ¿Cuánto produce tu empresa?

Área de producción. ¿Cuánto produce tu empresa?

Todas las empresas desean producir cada vez más y que su producción se traduzca en ganancias que las hagan más competitivas. Pero a veces, en el ímpetu de proveerse de las mejores materias primas...


Lee mas

Cómo funciona el Operations Hub de HubSpot

Cómo funciona el Operations Hub de HubSpot

A medida que las empresas escalan, los sistemas se rompen. Cada equipo crea su propio proceso, los datos se almacenan en silos y los depósitos de eficiencia. Para crecer mejor, los equipos de...


Lee mas